Monte Waialeale: El lugar del mundo donde llueve más días al año

   

En alguna ocasión te habrás preguntando cual es el sitio donde más llueve, tenemos la respuesta, el Monte Waialeale.

El Monte Waialeale (Mount Wai’ale’ale), se encuentra en Hawai, en el medio del Océano Pacifico, tiene un promedio anual de 350 días de lluvia y precipitaciones por encima de 11 000 mm por metro cuadrado.

Monte Waialeale

Pese a la lluvia casi continua es un paraje muy caluroso con los vientos alisios soplando del sudeste y lógicamente tiene una enorme humedad todo el año. Los vientos se topan con el monte y son forzados a ascender, este ascenso del aire causa que se enfríe y acabe condensándose formando unas nubes casi perpetuas en la cima que se precipitan fuertemente sobre la ladera por la que sopla el viento, curiosamente en la otra ladera las cifras de lluvias son mínimas en comparación llegando como mucho a los 250 mm por año, la explicación es sencilla el aire que logra pasar el monte desciende por la ladera, calentándose y volviéndose seco.

El Monte Waialeale es realmente un volcán situado en la isla de Kauai, es el segundo pico más alto de esta isla con una altura de 1.570m, un poco inferior por tanto del Monte Kawaikini que tiene 1.598m.

         

El record que recoge el Guinness de más precipitaciones al año ocurrió en 1982 donde se alcanzaron los 17.300 mm de lluvia al año y 360 días con lluvia.

Waialeale sin lluvia

La abundancia de humedad y su orografía han generado infinidad de cascadas de gran belleza y que pese a lo complicado de su acceso, sólo es posible visitar la caldera en helicóptero recibe gran cantidad de turistas al año.

Veamos un video para imaginarnos de lo que estamos hablando.

Obviamente la vegetación es exuberante debido a la gran humedad permanente, la traducción al castellano es también expresiva “monte rebosante”.

Ciertamente es un paraje que parece encantado, donde el diluvio es eterno pero de belleza exquisita tanto cuando cae la lluvia como cuando el sol logra entrar en su interior.

Por supuesto, son muchas las leyendas y supersticiones sobre semejante lugar pero como ya hemos contado la única explicación del fenómeno que ocurre en el Monte Waialeale está en la Ciencia.